El rico que cae en el infierno

ulisesDe nuestro profesor invitado Ulises Oyarzún:

Jesús cuenta una parábola de un hombre rico y un mendigo.

El rico muere y cae al fondo del abismo donde es atormentado y en su desesperación pide a Abraham que está del otro lado, donde moran los justos, que envíe al mendigo Lázaro para advertir a sus familiares de tan horrendo castigo.

La ironía de Jesús es clara, no sé si logran captar el chiste.

El rico toda su vida ha dispuesto de otros seres humanos, eso es propio de los prepotentes que piensan que los más pobres son casi un objeto a disposición. La desgracia del rico, es que aún en el mismo infierno no ha cambiado de paradigma, él sigue pensando que Lázaro tiene que hacer lo que él quiere.En otras palabras, hay gente que ni con el infierno aprende.

Infierno y cielo rico y lazaro

Nota: sin información sobre la autoría de la imagen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *