Editorial: Sirviendo a la humanidad

om8

Me complace mucho ser una de las personas seleccionadas para presentar la primera edición de la Revista Locademia.

Me alegra escribir en esta oportunidad porque nos encontramos en un momento decisivo para las próximas generaciones de creyentes, frente a un mundo necesitado de buenas nuevas y ante una iglesia que ha perdido la credibilidad frente a la sociedad por excesos desbordados como la “teología de la prosperidad”, sus posiciones innecesariamente conservadoras y en general por su falta de compromiso con el amor por el prójimo.

Muchos se han referido antes a la “crisis” que vive la Iglesia cristiana desde la angustia y la “necesidad de recuperar la verdadera doctrina”, que en última instancia se ha convertido en una forma de reafirmar sus propias doctrinas, por encima de otras cuyas bases parecen más “débiles”; sin embargo, lo cierto es que la Iglesia se encuentra en un punto de cambio, una necesidad de renovarse y de realizar la tarea que le fue encomendada de llevar el evangelio a toda criatura, en todo el mundo.

Tanto las congregaciones, como las instituciones cristianas de toda clase se encuentran frente a una gran oportunidad y desafío: un mundo que ha perdido la fe, jóvenes creyentes sumidos en un espacio virtual, muchos de ellos desencantados de pertenecer a una iglesia, un mundo herido por la destrucción, la guerra y la desolación que exige a la iglesia alimentar al necesitado, vestir al que está desnudo, visitar al que está encarcelado… ser luz en medio de las tinieblas.

Este momento es decisivo para la consolidación de un cristianismo más apegado a las palabras de Jesús, un cristianismo que traiga sanidad, que traiga reconciliación y que sea las manos y los pies de Jesús en la tierra. Asumir la necesidad de cambio, por encima de las “diferencias doctrinales” y aprovechando las dinámicas de los creyentes más jóvenes nos permitirá constituirnos en comunidades más fortalecidas y dispuestas para servir a la humanidad.




En este contexto aparecen iniciativas como la Revista de Locademia de Teología, como un lugar de reflexión no institucional que invita a cuestionarse desde lo contradictorio que pueden resultar las prácticas evangélicas, pero que igual se pueden encontrar en un “hogar común”, con un propósito de constituirse como un lugar de memoria para la teología latinoamericana, una construcción desde lo que hay con una mirada hacia adelante; debates y escritos que no solamente se quedan en la controversia, sino que pretenden ser un puente hacia un cristianismo práctico y real.

Así se abren las puertas de un proyecto en que espera contar con los aportes de diferentes orillas del cristianismo, en el que tal vez todos no estén completamente de acuerdo, pero en el que todos aportamos a la construcción de un mejor mañana, una iglesia fundada en el amor.

10155191_10152492469758861_2328034505928395954_n

Por  Antónima de Von Bora
Escritora de Teología Antagónica
Facebook / Teología Antagónica
Web / Teología Antagónica

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *