Editorial: Un espacio para ser

cropped-fondo1.jpg
Hace algunos días, y en ocasiones anteriores, varios de nuestros lectores nos han preguntado sobre cuáles son nuestras afiliaciones religiosas o confesiones de fe, cuáles son las causas que apoyamos, a qué corriente cristiana está suscrita Locademia y preguntas de ese estilo.
Nuestra respuesta desde el principio y hasta ahora, es la misma: Locademia fue creada como un espacio abierto para diversas manifestaciones de fe, no hacemos proselitismo de ninguna clase y tampoco somos una plataforma para apoyar sólo algunas causas. Nuestro mayor interés es proveer un lugar abierto para muchos, un espacio para ser y expresarse cada uno tal y como es. Por esa misma razón, excluimos comentarios ofensivos, racistas, sexistas, peyorativos, etc.

Es muy probable que no todo el contenido sea de interés para cada uno de nuestros lectores. Así mismo, es posible que haya escritos o memes que sean molestos para algunos. Incluso, varios pueden creer que muchas cosas que aquí se publican, están en contra de su fe: ¡Pues nos alegramos! De eso se trata Locademia; de no estar de acuerdo, pero aún así permanecer en el vínculo de la hermandad, del amor y del respeto.






Por supuesto, hay cientos de páginas en internet donde podrán encontrar publicaciones acordes a sus propios gustos, donde las personas están de acuerdo en sus confesiones entre sí, todos son amigos y se dan la mano. Pero lamentamos informar que Locademia no es así, una de las premisas principales de nuestro trabajo (que donamos para extendernos), es que Dios nos hizo a todos diferentes y que cada uno, como miembro de la iglesia tiene mucho que aportar al Reino.

 
Locademia es un espacio de expresión libre y abierta, un espacio donde aceptamos escritos de distintos puntos de vista, de todas personas de todas partes del continente, de todas las iglesias: ¡Somos increíblemente felices cuando podemos publicar los aportes de nuestros lectores! ¡Nos alegra contar con ustedes!
 Este espacio que hemos abierto, es para que todos estemos, cada uno desde nuestra diferencia, pero también en amor y compañerismo, así como los invitados a una gran cena, una en la que todos nos sentamos juntos y en la que aún siguen llegando más convidados (Lucas 14. 15-23)

10155191_10152492469758861_2328034505928395954_n

Por  Antónima de Von Bora
Escritora de Teología Antagónica
Facebook / Teología Antagónica
Web / Teología Antagónica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *