¿Sexo en la Nueva Tierra?

happiness_love_couple-wide

Si partimos de un entendimiento literal de Génesis; podemos asumir que si Adán y Eva no hubieran pecado, hubieran seguido viviendo para siempre como esposos en el Jardín del Edén porque no habrían muerto, y mucho menos se habrían divorciado. El plan original de Dios sería que la primera pareja viviera para siempre y que permanecieran unidos. La Teología tradicional nos ha enseñado que Dios se vio obligado a renunciar para siempre a su plan original por causa del pecado. Pero la Biblia dice que ese plan original volverá a realizarse algún día. Isaías 46:10  “Tal como lo he dicho, así se cumplirá, como lo he planeado así lo haré”.

Aunque no tenemos necesariamente que tomar de forma literal todo lo que se nos dice en los relatos de un libro como Génesis, coincidimos en que el origen divino de la familia es un tema cardinal del principio de la Biblia; y la importancia del vinculo conyugal una de sus grandes enseñanzas. El matrimonio fue la primera institución que Dios creó. Y, ¿Qué nos dice Eclesiastés 3:14? “Todo lo que Dios hace, será perpetuo, sobre aquello no se añadirá ni de ello se quitará”.

¿Será por eso también que Isaías 11:8, hablando de ese nuevo mundo de Dios, dice que el niño de pecho y el recién destetado jugarán en la cueva de la víbora? ¡Habrá procreación y lactancia!

Pero, como en Mateo 22:30 Jesús le dijo a los saduceos (que no creían en Cristo ni tenían sus promesas) que en la resurrección no se casarán ni se darán en casamiento, hemos concluido que no habrá vida marital allá. Bueno, Jesús dijo que no se casarán, no dijo que los que ya están casados con la bendición y dentro de la voluntad de Dios tendrán que separarse. Por el contrario, Mateo 16:19 dice claramente que todo lo que atemos en la Tierra será atado en el Cielo. El texto de Isaías antes citado, si se refiriera al milenio, ocurrirá también de todos modos después de la resurrección, y habla de niños de pecho y recién destetados.






Lo que pasa es que nosotros nos imaginamos viviendo en el Cielo. Apocalipsis 21 dice claramente que Juan vio la Santa Ciudad: la Nueva Jerusalén, descender del Cielo de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido. ¿A dónde desciende? ¡Pues a la Tierra nueva! Por eso dice el Salmo 37:29: “Los justos mismos poseerán la Tierra y vivirán para siempre sobre ella”. Será en la Tierra y no sólo por mil años sino a partir de ahí para siempre.

Entonces el Edén volverá a florecer. Quizás hasta la ropa sea opcional dado que la vergüenza por estar desnudo vino por causa del pecado. Aunque en Apocalipsis 19:8 dice que se nos darán vestidos de lino fino. No está claro si esto es literal ya que dice inmediatamente que el lino fino es las acciones justas de los santos . El cuerpo humano es el diseño de Dios. Él no se avergüenza de su propia obra. En este mundo actual, nos manda vestir con decoro para protegernos de la maldad de otros, pero en un mundo perfecto no habrá necesidad.

El Edén renacerá, según la Biblia. ¿Hasta que punto?, ¿Significa esto que no nos toca a nosotros aportar nada en el aquí y en el ahora para construir un reino de justicia en la Tierra? La idea de limitarse a esperar por una solución sobrenatural no es lo que propongo. Pero tampoco niego que habrá una intervención divina.

¿Cuán literales son las promesas que la Biblia nos hace respecto al mundo venidero? Es discutible. Pero creo que como dijo el famoso químico J. Priestley: “todo lo que se descompone, puede ser vuelto a componer por el Ser que lo había compuesto antes”. ¿Puede Dios recomponer el mundo?, ¿Podrá recomponer a la humanidad? Creo que Dios nos usa en ese propósito pero lo hace también para trascender nuestro esfuerzo; él convierte lo poco en mucho, una semilla en un árbol gigantesco. ¿Nos volverá a dar cuerpos físicos semejantes a los actuales, con sensaciones similares pero libres de la muerte?

¿Por qué no?

 

julio

Por Julio Álvarez Rivera
Teólogo – Profesor
Facebook / Ministerio Juan 17:17

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *