¿Es José idiota por creer que a su mujer la embarazó un ‘pájaro’?

jose-maria

Uno de los argumentos más usados por estos días en boca de algunos ateos fundamentalistas, es entre otras, esta frase. Una burla al dogma de la virginidad de María después de la concepción y nacimiento de Jesús.

La ridiculización del argumento contrario es una práctica divertida a la hora del debate, incluso, a la de adoptar ideas sobre temas controversiales o teológicos, aquellos que difícilmente pueden ser comprobados por la ciencia.  Sigue leyendo

¿Apóstoles hoy?

numeros

Efesios 4:11-12 dice: “Y Él mismo constituyo a unos apóstoles, a otros profetas, a otros evangelistas y a otros pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para edificación del cuerpo de Cristo”.

Pablo compara la Iglesia con un cuerpo, y por eso también menciona 5 ministerios. Recordemos que el cuerpo tiene 5 sentidos; si falta uno, el cuerpo estaría limitado en sus funciones. El número 5 es recurrente en la Biblia y expresa funcionalidad. Tenemos 5 dedos en cada mano y en cada pie, David tomó 5 piedras del rió, Cristo multiplicó 5 panes para alimentar a una multitud de 5 mil personas. 5 son los libros de la Torah o Pentateuco. Tenemos 5 extremidades: cabeza, 2 brazos y 2 piernas. Sigue leyendo

Del sadomasoquismo en el cristianismo – Parte 1: Mel Gibson y la salvación por la violencia

pasion-de-cristo

En 2004, el investigador Miguel Hernández Madrid, realizó círculos de discusión para intercambiar opiniones respecto a la recién estrenada película “La Pasión” de Mel Gibson, entre personas católico-romanas de Zamora, Michoacán (Hernández, 2008: 101-123). El impacto mediático que este filme logró a nivel global, así como la seducción sádica de sus escenas y la sobredimensión barroca de la violencia en la muerte de Jesús proyectada en la opera prima de Gibson como director de cine, continúa una tradición cinematográfica que inicia en 1925 con la película de Eisenstein, “El acorazado Potemkin” (1925), donde se encuentra la primera escena de genocidio: “la escalinata de Odessa,”

Sigue leyendo

Lo que Dios pide

human-love

En Miqueas 6:6-8 dice: “Con qué me presentaré ante Jehová y adoraré al Dios Altísimo? Me presentare a Él con holocaustos, con becerros de un año? Se agradará Jehová de millares de carneros o de diez mil arroyos de aceite? Daré mi primogénito por mi rebelión, el fruto de mis entrañas por el pecado de mi alma? Oh hombre, Él te ha declarado lo que es bueno, y ¿Qué pide Jehová de ti? Solamente hacer justicia, amar la misericordia y humillarte ante tu Dios”. Sigue leyendo

El nacimiento de Jesús: una lectura desde los símbolos

pesebre

Pocos datos históricos, o más bien telúricos, se pueden afirmar del nacimiento de Jesús: que nació de María, que José no era su padre biológico, que esto generó dudas siempre en su comunidad de origen. Un relato interesante para la investigación histórica, pero igualmente impenetrable.

Tal vez, en el plano histórico-crítico, lo más sugestivo sea que el relato del nacimiento es una re-lectura de la resurrección, una forma de narrar los símbolos acaecidos en ella: una mujer que tiene miedo, un ángel que se le aparece, un poderoso que intenta matar al Hijo del hombre, una fuerza divina que lo salva, una nueva forma de nacimiento que señala la transformación de una realidad. Sigue leyendo

El Diezmo y la Ofrenda en Malaquías: Un plan de Ayuda a los Marginados para la Construcción de Justicia Social – Parte I

alfoli-de-la-sal

10 Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. 11 Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos. 12 Y todas las naciones os dirán bienaventurados; porque seréis tierra deseable, dice Jehová de los ejércitos.

Malaquías 3:10-12

Reina Valera 1960

Domingo tras domingo en algunas comunidades evangélicas en los barrios de mi ciudad, se concentran grupos de personas con graves problemas económicos, con distintas necesidades sociales, que han colocado su esperanza en una Divinidad que supuestamente puede suplir cada una de ellas si se le entrega o se le ofrece a las congregaciones o pastores(as) dinero o pertenencias materiales; en sus predicaciones exponen que este “dios” puede devolver lo ofrecido multiplicado por una cantidad exorbitante, pero claro está, dependiendo de la cantidad ofrecida. Esta suele ser la predicación que se escucha en algunas comunidades evangélicas, principalmente en barrios populares y comúnmente autónomas de congregaciones o denominaciones reconocidas, quienes vienen a ser dirigidas por un líder carismático con poca preparación teológica y que no es del todo adinerado sino que más bien se ha auto gestionado un rubro de la totalidad de las entradas financieras de dicha iglesia, las personas le siguen porque les ha mostrado una nueva “revelación” basada en el éxito financiero y en la superación personal.

Sigue leyendo

¿Predestinación con qué propósito?

Bibliotheque de la Societe de lHistoire du Protestantisme Francais, Paris, France

Bibliotheque de la Societe de lHistoire du Protestantisme Francais, Paris, France

Veo en cada nueva aportación una gran oportunidad de compartir y aclarar lo que Dios me ha permitido hasta ahora reflexionar y descubrir sobre su Palabra. Dado que el tema de la predestinación y el destino final de justos e injustos sigue generando tantas discusiones y preguntas, estimo pertinente traerlo a la mesa del diálogo constructivo. Sigue leyendo

¡Dios!

dios

Hablaba en estos días con una amiga y me dijo: “¿Shir, crees en Dios?”, dentro de mí pensé: si cobrara cada vez que me hacen esta pregunta, hoy sería millonaria.

Lo mejor es que yo misma me sorprendo cada vez que doy la respuesta porque siempre algo nuevo sale de mi corazón y me hace ver que el Dios de ayer ya no es el mismo Dios que me acompaña hoy, aunque me enseñaron que: “Él es el mismo ayer, hoy y por los siglos de los siglos”. Sigue leyendo