Lectura Biblica en Clave Cristocentrica

La Biblia es consistente y reiterativa en afirmar que la Palabra de Dios es Jesucristo. Esta es una de sus enseñanzas más claras. Jesucristo está identificado como el Verbo de Dios, o la Palabra de Dios o el Logos de Dios en todas las versiones de la Biblia que hemos visto.

“Entonces vi el Cielo abierto, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba se llamaba: Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas, y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino Él mismo. Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: El Verbo de Dios.” (Apocalipsis 19:11-13)

Sigue leyendo

Ver o no ver. El espectador cristiano ante el cuerpo desnudo

Un cuerpo desnudo nunca pasa desapercibido. O no debiera. Pero en una época que todo lo vuelve mercancía, como la nuestra, el cuerpo desnudo es ya un lugar común (locus communis) y no el locus amoenus que nos pinta celebrativamente el Cantar de los Cantares o que, lúbricamente, encomian poetas como el mexicano Tomás Segovia (en el poema “Besos”) o el chileno Gonzalo Rojas (en “El fornicio”). El cuerpo desnudo es ya pasado por alto en parte debido a su excesiva circulación. No obstante, al interior de las iglesias evangélicas de férrea raigambre puritana, en México al menos, el cuerpo desnudo se mira con una ambivalencia amparada en el texto bíblico: la desnudez pertenece al espacio-tiempo privado del matrimonio (¡heterosexual y patriarcal, claro!). Que el vestido también tiene sus (para)filias no se pone a discusión, pero es la desnudez la que interesa comentar ahora no en el escenario de las relaciones humanas sino en uno también pantanoso: el del arte. Sigue leyendo

La Condenación – Teoficción

Apareció un día, como si los rayos de luz de aquel río le dieran forma. No tuvo nombre hasta que el llanto de un pueblo subyugado le dio forma mientras el brillo recorría desde su frente, todo su cuerpo al salir del agua. Lo que comenzó como un chapoteo de palabras de Juan Bautista, formó en nosotros una imagen de libertad. Nuestra libertad. Sigue leyendo

La Colecta en Corinto: Un prototipo de generosidad y solidaridad de los santos en oposición a la propuesta socio-económica (neo)pentecostal – Parte I

Primordialmente, nos encontramos ante uno de los tantos textos bíblicos usados en espacios para la recolecta de ofrendas y diezmos, es un texto utilizado repetidas veces por las iglesias evangélicas pentecostales y los nuevos movimientos religiosos para argumentar el dar libre y generoso, pero algunas veces no para la ayuda de los más necesitados en estas comunidades, sino más bien para inversiones con otro tipo de interés. Así que, el problema no es que se utilice para estos temas, sino que se utilice con las motivaciones incorrectas, muy común en comunidades en que el dinero es el fin por el que va el feligrés a la comunidad, destaca a miembros –acomodados económicamente- en especial de otros miembros –de escasos recursos económicos-, se convierte en el tema de alabanza y es motivo, entre decretos y afirmaciones positivas, por el que se celebra una reunión religiosa. Así que, les invitamos a este análisis de una de las primeras comunidades cristianas y a comparar los peligros en los temas socio económicos en las comunidades cristianas hoy.  Sigue leyendo

Venga a nosotros tu Reino

Creo que existen por lo menos cuatro formas básicas de entender la naturaleza del reino de Dios. Sin duda alguna, la primera sería la escatológica. Esta se basa en su establecimiento al final de la historia.

La segunda, sería una perspectiva mas mística. En ella el reino se encuentra dentro del corazón de cada creyente. Entrar en él es sinónimo de convertirse en discípulo de Cristo, esto implica poder discernir su voluntad y seguirla. Esta fórmula o criterio suele establecer el reino de Dios en en cielo, y considera la vida cristiana principalmente (o exclusivamente) como una formación para entrar en él, en el más allá. Sigue leyendo