Migrantes y México: paradoja espiritual

El 26 de marzo de 2015, fui testigo de una situación: Abordaba el vuelo que me llevaría de México a Guatemala. Cuando me dispuse a localizar mi asiento reservado encontré ocupado el lugar. Pregunté a la persona que estaba en “mi puesto” si no era esto un error. La respuesta me irritó un poco, debo confesar: “Nos han reubicado a todos. Hay un grupo grande que debía estar junto” –Me dijo. Sigue leyendo