Consagración de Primer Pastor Gay en Iglesia Colombiana Metodista Abre Puertas a Comunidades Inclusivas

En el barrio chapinero alto de Bogotá, Colombia, se reúne la congregación Príncipe de Paz, comunidad de fe perteneciente a la Iglesia Colombiana Metodista, en donde el pasado 25 de febrero de 2018 fue consagrado Jhon Botia, el primer pastor abiertamente homosexual, en dicha organización religiosa. La ceremonia fue oficiada por el Obispo Juan Alberto Cardona, acompañado de la Junta de la Iglesia Colombiana Metodista.

Aunque en Colombia se han constituido comunidades cristianas abiertas para personas LGBTI, estas se centraron exclusivamente en esta población. De acuerdo con la información ofrecida por el pastor Luis Camilo Laborde, uno de los primeros pastores gais de Colombia, las iglesias LGBTI que hubo en Colombia y que trabajaron de manera abierta fueron: el grupo de oración del Discípulo Amado, perteneciente a la Iglesia Católica Santa Teresita, en el año de 1995, posteriormente en el año 2004, se conformó una comunidad en Teusaquillo apoyada por un benefactor de los EE.UU y en el año 2005 La Iglesia la Puerta, que fue liderada por el mismo Luis Camilo Laborde, pastor independiente, quien después de 15 años en la iglesia Bautista y Asambleas de Dios, decidió hacer un culto dominical exclusivo para personas LGBTI en un Café en la Candelaria.

La iglesia La Puerta fue entregada por el Pastor a finales del 2010 a una junta administradora, quienes cambian el nombre a Casa Abba Padre, pero se termina en el 2013. Luego surge en 2014 Afírmanos, un grupo pentecostal que también cerró dos años después.

La novedad propuesta por la Iglesia Colombiana Metodista, tal como lo afirmó el Obispo Juan Cardona, es ser una “una comunidad de fe inclusiva”, que no limite el ingreso, ni el ejercicio del servicio por razones de género, orientación sexual o alguna otra etiqueta discriminatoria. En ese sentido, la labor de la comunidad de “Príncipe de Paz”, no se centrará solamente en un tipo de población, sino que como el mismo pastor Jhon Botia, destacó para una entrevista con el periodista David Gaitán: ” No hacemos iglesias gay, como no hacemos iglesias heterosexuales; hacemos iglesia, hacemos familia. (…) Todas las causas de justicia y equidad son la causa del Padre, el reino de Dios no se construye sólo con manos gay, de hecho, este no se interesa por la sexualidad, raza, género, edad, vestimenta, estrato, o nacionalidad que haya detrás de las manos que lo construyen. Sólo se interesa por que haya comunidades construyendo paz, justicia, amor y equidad para toda la humanidad.”

Jhon Botia se define como un buscador espiritual, desde los 12 años comenzó a asistir a iglesias cristianas no católicas y en medio de esa búsqueda, sintió la soledad y la marginación por cuestionar. Según sus palabras, en ese camino descubrió que no estaba solo y que hay otros que pasan por lo mismo y también tienen cuestionamiento no solo por su orientación sexual, sino también a nivel doctrinal con sus iglesias.

Desde finales el año 2014 inició un grupo en su casa donde las personas pudieran expresar libremente sus sentimientos y preocupaciones. a estos encuentros asistieron muchas personas de diferentes denominaciones cristianas y no cristianas que deseaban tener un lugar donde poder ser y compartir. Así nació un grupo espiritual de inclusión y de diálogo, que luego se convertiría en Afirmación Colombia. Luego de una pausa en el trabajo que venía realizando, en el año 2017 inicio una red inclusiva que le diera la bienvenida a todas las personas independiente de su fe, credo u orientación sexual, inspirado en la labor que venía realizando la Iglesia Colombiana Metodista y el ministerio metodista estadounidense “Reconciling Ministry Network”. También ha trabajado en campañas de salud y prevención de VIH, de derechos humanos, personas en estado de vulnerabilidad.

Finalmente, preguntamos al recién consagrado Pastor Jhon sobre cuál va a ser el norte que tomará la iglesia “Príncipe de Paz” ahora que está a su cargo, y él nos respondió: “el norte que la iglesia va a tomar es el que las iglesias deberían tomar por el Reino de Dios, es decir, cumplir la misión de Jesús, aquella que se registra en los evangelios, cuando Él lee el rollo de Isaías, cuando anuncia que Él viene a traer libertad a los cautivos y dar vista a los ciegos. La construcción del Reino de Dios es participar activamente de la misión de Jesús que es acompañar, defender y ser una voz por las personas que han sido marginadas, despreciadas, oprimidas, en ese sentido uno no se puede casar con una población determinada, sino que la misión de Jesús responde a una visión integral, sobre un mundo que está pidiendo justicia, las mujeres, niños, hombres, blancos, negros, los nacionales y los extranjeros, heterosexuales, gais, todos, todos serán escuchados y tendrán su lugar”

Enfatiza en que, “Aquí no vamos a hacer distinción de nadie porque la causa de los pequeños del Reino es nuestra causa y nuestra iglesia se va a encaminar a construir comunidades radicalmente inclusivas que fomenten el amor, la alegría, la justicia y la paz.”

Por: Equipo Editorial de Locademia y Reisyt

Facebook: Locademia de Teología // Reisyt

Twitter@locateologia // @estudiosreisyt  

Instagram@locateologia // @estudiosreisyt 

Correo: locademiadeteologia@gmail.com // estudiosreisyt@gmail.com  

Fotos: cortesía Iglesia Metodista Príncipe de Paz y Archivo Personal Luis Camilo Laborde.

Un comentario en “Consagración de Primer Pastor Gay en Iglesia Colombiana Metodista Abre Puertas a Comunidades Inclusivas

  1. Solidario en la oracion con la Iglesia Colombiana Metodista por afirmar la mision de la Iglesia (una, santa, catolica/universal y apostolica) con este paso de fe y profundo amor cristiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *