La actitud de los cristianos ante el Golpe de Estado de 1973 en Chile y su pérdida del rol profético de la Iglesia

golpe-de-estado-chile

Evangélicos y la Política. El 16 de enero de 1884, el Congreso chileno bajo el gobierno del presidente Domingo Santa María, promulgó la ley de matrimonio civil, en el contexto de las denominadas “leyes laicas”; las cuales pretendían minar el poder omnímodo de la Iglesia Católica. La llamada “República Liberal” del siglo XIX, estaba en un conflicto con el Vaticano por la sucesión arzobispal de Santiago, y el conjunto de las leyes dieron un golpe de muerte a la influencia omnipresente de la Iglesia en Chile, proceso que culminó con la separación total entre Iglesia y Estado de la Constitución de 1925. (Heise González, 1960, pág. 70). Esto significó un triunfo para el incipiente protestantismo chileno, que había empezado a arribar a las costas de Valparaíso de la mano de comerciantes ingleses y al sur de la nación por inmigrantes alemanes. Estos protestantes se encontraron con un Chile donde el poder político estaba asociado al poder religioso, herencia absoluta de la Colonia durante la primera mitad del siglo XIX (Salazar, 1986, pág. 111 y ss.). Sigue leyendo