La deuda impagable del cristiano

En un mundo fuertemente capitalista y globalizado, el dinero es un gran argumento de posición social, por eso tener propiedades o patrimonios se convierte en un objetivo de importancia para las familias hoy día; tener donde vivir, donde resguardar a los hijos y cuando se haya muerto pues se deje como herencia parte de ese patrimonio que se adquirió. Resulta que en la actualidad para aproximadamente el 90% de personas que adquieren algún bien, lo hacen adhiriéndose a una deuda o hipoteca, para luego trabajar intensamente y pueda este bien ser completamente propio. Sigue leyendo