La Condenación – Teoficción

Apareció un día, como si los rayos de luz de aquel río le dieran forma. No tuvo nombre hasta que el llanto de un pueblo subyugado le dio forma mientras el brillo recorría desde su frente, todo su cuerpo al salir del agua. Lo que comenzó como un chapoteo de palabras de Juan Bautista, formó en nosotros una imagen de libertad. Nuestra libertad. Sigue leyendo

La Colecta en Corinto: Un prototipo de generosidad y solidaridad de los santos en oposición a la propuesta socio-económica (neo)pentecostal – Parte I

Primordialmente, nos encontramos ante uno de los tantos textos bíblicos usados en espacios para la recolecta de ofrendas y diezmos, es un texto utilizado repetidas veces por las iglesias evangélicas pentecostales y los nuevos movimientos religiosos para argumentar el dar libre y generoso, pero algunas veces no para la ayuda de los más necesitados en estas comunidades, sino más bien para inversiones con otro tipo de interés. Así que, el problema no es que se utilice para estos temas, sino que se utilice con las motivaciones incorrectas, muy común en comunidades en que el dinero es el fin por el que va el feligrés a la comunidad, destaca a miembros –acomodados económicamente- en especial de otros miembros –de escasos recursos económicos-, se convierte en el tema de alabanza y es motivo, entre decretos y afirmaciones positivas, por el que se celebra una reunión religiosa. Así que, les invitamos a este análisis de una de las primeras comunidades cristianas y a comparar los peligros en los temas socio económicos en las comunidades cristianas hoy.  Sigue leyendo

El Camino del Evangelio y la limitación de la Ley

ley-y-gracia

La vida cristiana, en cualquier sentido, siempre significa apersonarse de una posición ética. Y máxime si provenimos del cristianismo protestante. Casi que nacimos en la disidencia moral frente a la tibieza e hipocresía de la Iglesia Católica.  Por esta razón, es común observar que un protestante, efectivamente, le proteste a todo lo que moralmente no le cuadre.  Ahí está, entonces, un profundo dilema que quiero discutir aquí. Para eso tomaré el pasaje de Lucas que habla sobre hacerse talegas o bolsas que no se corrompan, refiriéndose al Reino de los Cielos, el cual dice:

Vended lo que poseéis, y dad limosna; haceos bolsas que no se envejezcan, tesoro en los cielos que no se agote, donde ladrón no llega, ni polilla destruye. Lucas 12.33 (RVR1960) Sigue leyendo