El mito como base primaria de fe

En mis primeros años de vida, recurrentemente tenía pesadillas en las noches. Aquellos sueños son difíciles de olvidar por la particularidad de los mismos. En alguno de ellos, yo estaba realizando cualquier actividad cuando de repente sentía vértigo en mi cuerpo; inmediatamente me percataba de ello, me daba cuenta que estaba volando hacia las nubes, pero había un par de detalles que me resultaban estremecedores. En primer lugar, le temía a las alturas y sentía que en cualquier momento me caería; en segundo lugar, odiaba los parques de diversiones, especialmente las montañas rusas y las velocidades vertiginosas. Sigue leyendo

El Kamasutra y la Biblia

“El deseo que brota de la naturaleza, que es aumentado por el arte y del que todo peligro es retirado por la sabiduría, se torna firme y seguro” (Kamasutra, parte 5, capítulo 1, traducción de Sir Richard Burton en 1883, página 79) La riqueza literaria de la Antigua India es inagotable. Muy pocos de esos libros han llegado a Occidente, de entre miles. Fue Abhay Charan De (1896-1977) fundador de la secta hindú Hare Krishna, quien hizo la compilación más extensa de textos hindúes que he visto, y hasta tradujo por primera vez al inglés varios de ellos de los que nada se sabía fuera del Lejano Oriente. Sigue leyendo

¡Gritos!

Dios, ¿Por qué estás tan sordo a los desesperados gritos de la humanidad?
¿Por qué puedo escuchar los gritos de los niños que mueren injustamente? ¡Me duelen y Tú estás cómodamente sentado en el palco, mirando cómo se extermina a sí misma ésta, tu creación!

Sigue leyendo

Depresión: más allá de la demonización (Parte 1)

Una de las falencias que más se encuentra en las iglesias evangélicas, es la falta de conocimiento sobre temas mentales, de depresión y otras enfermedades, pues muchos de los líderes no tienen los estudios necesarios para abordar estas problemáticas, y se aventuran haciendo de los feligreses un caos total.

Dentro de muchas iglesias, exteriorizar las emociones es algo “mal visto”, pues el cristiano debe ser “Santo”; y cuando va con el pastor a compartir su problema, éste le dice que “está siendo tentado” (claro, si bien le va); en casos más fuertes y que he escuchado en mi consultorio, el pastor culpa al feligrés de alejarse de Dios por tener este tipo de enfermedad, ¡tremenda estupidez! Pues esto sepulta más al miembro de la iglesia, pues el “líder, no se equivoca, o está más cerca de Dios”. Sigue leyendo

Serie: Sexo, virginidad y matrimonio; una destrucción teológica – Parte 1

No sabemos lo que realmente pasaba
en las camas del mundo antiguo,
de la Biblia y su entorno.
(Oliver Dyma)

El mundo protestante latinoamericano ha sostenido que el modelo de noviazgo y matrimonio de los tiempos de la Biblia es aplicable hoy en día. Esto va acompañado de la bella promesa del “felices para siempre” que aparece al final de las películas de Disney.

Esta visión de la pareja ideal ayuda a generar vínculos fuertes y le apuesta a relaciones estables y duraderas, que es con lo que la mayoría soñamos. Sigue leyendo

Apuntes sobre la Biblia y la homosexualidad

julioDel profesor invitado, pastor Julio Rivera Álvarez:

“Amado Pastor Gaitán:

Gracias por citar mis escritos. Resumiendo: En Marcos 10:8 Cristo cita Génesis 2:24 que dice: “Por tanto, dejara el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán los dos una sola carne.” No dice que el hombre se unirá a otro hombre. Aquí se ve claramente que el modelo establecido por Dios para las relaciones conyugales es el matrimonio entre un hombre y una mujer. Lo vemos tambien en Efesios 5:25: “Maridos, amad a vuestras mujeres como Cristo amo a la Iglesia.” Se asume en este texto que la pareja del hombre es una mujer. Ese es el modelo ideal conforme a la perfecta voluntad de Dios. Sigue leyendo

Disertaciones I: Acerca de la Ley y la Gracia

Y- Yo como mentiroso que soy, ¿Me impide eso servir a Dios?
La respuesta es Si y No.
Si porque no es coherente, no es el camino de Jesús.
No, porque por encima de eso la gracia es más grande, y aún con ese pecado, sigo caminando de la mano de Dios.
Yo como fornicario que soy
¿Me impide eso servir a Dios?
Si y No.
Si, porque vivir para mis propios deseos implica no vivir para la justicia de Dios
Si, por que mis deseos (hetero u homo) siempre me van a jalar a vivir para este mundo. Sigue leyendo