Vaciarse de uno mismo

“Es sólo en el vacío donde se halla lo que es verdaderamente esencial. Es el vacío que hay entre los radios de una rueda, lo que hace que la rueda pueda utilizarse. Es el vacío que hay en el interior de las vasijas, lo que hace que las vasijas puedan utilizarse. Es el vacío que hay entre las paredes de una habitación, lo que hace que la habitación pueda utilizarse. Por eso, el Ser es de utilidad. Pero es el No-Ser, lo que hace que el Ser pueda utilizarse.” (El Tao te King, capítulo 14, traducción de Roberto Pla, Editorial Diana, 1972) Sigue leyendo

Haz tú lo mismo – TeoFicción

Sangraba bajo el casco de bronce, con el calor del sol de Palestina en el verano ardiendo en sus sienes. Veinticinco zelotes yacían muertos y Cayo Mario Cornellius, el último soldado romano apretaba con fuerza su lanza y su escudo, plantándose frente a los cinco galileos que sobrevivían y habían tomado las armas del pequeño grupo que les acompañaban en ese paraje de Nazaret. Estaba solo, todos sus escoltas yacían  muertos en el suelo. los Rebeldes les habían sorprendido en pleno descanso viajando con solo cinco de los nuevos reclutas; ya los zelotes se aprestaban a liquidarlo rodeándolo. Sigue leyendo

Imágenes de Dios: El mafioso Pablo Escobar

Los pasos del Maestro de Galilea sobre esta tierra dejaron huellas imborrables en cientos de miles, e incluso millones de personas a lo largo de la historia alrededor del mundo. A primera vista, este hecho podría generar admiración, pero escarbando un poco, hay que reconocer que lastimosamente esas huellas fueron y han sido desdibujadas por la interpretación que se le dieron a dichos pasos. Sigue leyendo

Teología Pentecostal 2

El primer artículo de esta serie, analizó lo que considero que son los dos aspectos que más distinguen al pentecostalismo de otras corrientes teológicas dentro del mundo evangélico: el estilo de adoración que incluye las alabanzas en alta voz, y la vigencia de los dones extraordinarios con énfasis en el hablar en otras lenguas. Es obvio que la Teología Pentecostal abarca mucho más que eso. Pude de hecho, haber comenzado como suele empezarse un texto sobre Teología Sistemática, con la doctrina sobre Dios primero. Sin embargo, el teísmo trinitario, la creencia en la Deidad de Jesucristo y en la Personalidad del Espíritu Santo no son exclusivos de mi denominación ni me distinguen como pentecostal, aunque sí me identifican como un cristiano histórico; niceno y calcedonio. A quien tenga dudas sobre la liturgia de nuestros cultos o la actualidad e importancia de ciertos dones, le ruego leer el ensayo anterior antes de llegar a conclusiones o emitir juicios acerca de lo que quise decir. Sigue leyendo

¿Hasta dónde puede llegar el fundamentalismo cristiano?

Acabo de encontrarme en mis contactos este comentario de un cristiano fundamentalista:

“Una pregunta… ¿A quién se le ocurrió dividir la Escritura en capítulos, versículos, incluso algunas tienen subtítulos:   “La preeminencia del amor”, etc, etc.?, ¿No se dieron cuenta de cómo estorba eso para tener una lectura fluida de la palabra?, ¿No se dieron cuenta de cómo condiciona eso el entendimiento del que lee? …” Sigue leyendo

Teología Pentecostal 1

Estoy consciente de que mi artículo “Pentecostfobia”, despertó diversas reacciones y entre ellas, preguntas acerca de lo que significa ser pentecostal y por qué me sigo identificando con esa corriente dentro del Cristianismo Protestante.

Nunca he creído ni predicado que para ser salvo o para ser un cristiano verdadero, haya que pertenecer a ninguna denominación específica. Dicha exclusión me parece aberrante. Pero estimo pertinente aclarar por qué soy pentecostal, a pesar de mis posturas liberales, ya conocidas por todos. Hay unas ideas que quiero destacar. Sigue leyendo

Perdona este cristianismo sin sentido – Editorial

Vilma Trujillo García, una joven de 25 años fue quemada viva por una comunidad religiosa en Nicaragua, según lo que señalan algunos portales de noticias, para ser liberada de un demonio.

El hecho, es indignante y doloroso: un grupo evangélico acusó a Vilma de estar “endemoniada”, alguien en la iglesia recibió una visión de realizar un rito de liberación al lado de una hoguera de fuego. Mientras que algunos oraban por ella en el patio del templo, fue atada de manos, despojada de su ropa y arrojada a las llamas. En el lugar algunos oraban. Luego ella, aún con vida, fue lanzada a un despeñadero. Alcanzó a llegar viva al hospital, allí falleció. Su cuerpo sufrió quemaduras en un 80%. Sigue leyendo